10 ideas para disfraces caseros baratos | Trato o truco
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Home » , » 10 ideas para disfraces caseros baratos

10 ideas para disfraces caseros baratos

enlaces patrocinados .

 10 ideas para disfraces caseros baratos



Fantasmita: Es sencillo, pídele a tu mamá que te regale una sábana que ya no se use o un pedazo de tela. Hazle dos agujeros para los ojos y listo. Procura además que la tela que te cubre no sea tan larga que puedas tropezarte con ella. Córtala de acuerdo a tu estatura.

Hada madrina:
¿Alguna vez tomó tu niña clases de ballet? Pues el tutú podría servirle bien para este disfraz. Sólo necesitas el leotardo, medias, zapatillas y falda translúcida. Peina tu cabello y ponte una tiara, la cual puedes cubrir con escarcha plateada. Para la varita mágica puedes utilizar un palo fino el cual puedes pintar con témpera y adherirle a una de las puntas una estrella hecha de cartulina y cubierta con escarcha.

Vaquerito:
Ponte un pantalón de mezclilla (jean), combínalo con una camisa de cuadros y un pañuelo al cuello. Por último y no menos importante, el sombrero de vaquero que se pueden conseguir económicos o hasta hacerse con cartón. Busca además esa pistola de juguete y llévala con su cinto.

Vampiro:
Seguro que en tu casa tienes alguna ropa negra. Vístete todo de negro y pídele un poco de delineador y lapiz labial rojo a tu mamá para maquillar tu cara como todo un Conde Drácula.

Momia: Si la idea del fantasmita no te convence, entonces toma esa sábana o pedazo de tela que te dio tu mamá y córtala en tiras, luego pídele a tu mamá que te ayude a envolverte en ella. Usa ropa de color claro (preferiblemente blanca) y medias para que nadie note que llevas otro tipo de ropa por debajo.

Pordiosero: Este es muy sencillo. Busca en tu cajón de ropa esa ropita que ya está vieja y fea. Hazle un par de agujeros más, ponle algunos remiendos, "ensúciala", revuelve tu pelo y listo.

Pirata: Toma una camisa vieja y córtale las mangas para crear el chaleco, luego busca una camisa de manga larga blanca y llévala debajo del chaleco. Ponte unos pantalones que te lleguen a la mitad de la pierna. No te olvides del parcho sobre el ojo. Este se puede hacer con una tira de tela.

Payaso: De seguro tienes por ahí alguna ropa colorida. Trata de combinar precisamente lo que no combine. O también puedes tomar alguna ropa vieja, hacerle dibujos y pintarlos de varios colores. Lleva medias coloridas y diferentes y luego pídele a tu mamá que te pinte la nariz roja. Para la peluca puedes hacerla forrando una gorra vieja con tiras de papel de colores.

Muerto:
Una ropa razgada y un maquillaje de ultratumba lograrán el efecto. Pídele a tu mami que te ayude con el maquillaje, puede utilizar labial rojo para simular sangre y sombras oscuras para que tus ojos parezcan undidos.

Brujita: Seguro tienes algún vestido negro que ya no uses, llevalo con zapatos negros y listo. El sombrero lo puedes confeccionar con cartulina negra y pega.














Disfraces caseros

    Fantasmita: Es sencillo, pídele a tu mamá que te regale una sábana que ya no se use o un pedazo de tela. Hazle dos agujeros para los ojos y listo. Procura además que la tela que te cubre no sea tan larga que puedas tropezarte con ella. Córtala de acuerdo a tu estatura.
    Hada madrina: ¿Alguna vez tomó tu niña clases de ballet? Pues el tutú podría servirle bien para este disfraz. Sólo necesitas el leotardo, medias, zapatillas y falda translúcida. Peina tu cabello y ponte una tiara, la cual puedes cubrir con escarcha plateada. Para la varita mágica puedes utilizar un palo fino el cual puedes pintar con témpera y adherirle a una de las puntas una estrella hecha de cartulina y cubierta con escarcha.
    Vaquerito: Ponte un pantalón de mezclilla (jean), combínalo con una camisa de cuadros y un pañuelo al cuello. Por último y no menos importante, el sombrero de vaquero que se pueden conseguir económicos o hasta hacerse con cartón. Busca además esa pistola de juguete y llévala con su cinto.
    Vampiro: Seguro que en tu casa tienes alguna ropa negra. Vístete todo de negro y pídele un poco de delineador y lapiz labial rojo a tu mamá para maquillar tu cara como todo un Conde Drácula.
    Momia: Si la idea del fantasmita no te convence, entonces toma esa sábana o pedazo de tela que te dio tu mamá y córtala en tiras, luego pídele a tu mamá que te ayude a envolverte en ella. Usa ropa de color claro (preferiblemente blanca) y medias para que nadie note que llevas otro tipo de ropa por debajo.
    Pordiosero: Este es requete-sencillo. Busca en tu cajón de ropa esa ropita que ya está vieja y fea. Hazle un par de agujeros más, ponle algunos remiendos, "ensúciala", revuelve tu pelo y listo.
    Pirata: Toma una camisa vieja y córtale las mangas para crear el chaleco, luego busca una camisa de manga larga blanca y llévala debajo del chaleco. Ponte unos pantalones que te lleguen a la mitad de la pierna. No te olvides del parcho sobre el ojo. Este se puede hacer con una tira de tela.
    Payaso: De seguro tienes por ahí alguna ropa colorida. Trata de combinar precisamente lo que no combine. O también puedes tomar alguna ropa vieja, hacerle dibujos y pintarlos de varios colores. Lleva medias coloridas y diferentes y luego pídele a tu mamá que te pinte la nariz roja. Para la peluca puedes hacerla forrando una gorra vieja con tiras de papel de colores.
    Muerto: Una ropa razgada y un maquillaje de ultratumba lograrán el efecto. Pídele a tu mami que te ayude con el maquillaje, puede utilizar labial rojo para simular sangre y sombras oscuras para que tus ojos parezcan undidos.
    Brujita: Seguro tienes algún vestido negro que ya no uses, llevalo con zapatos negros y listo. El sombrero lo puedes confeccionar con cartulina negra y pega.






SHARE

0 comentarios :

buscador de disfraces caseros


buscar más ideas

escribe el disfraz ocomplemento que buscas
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13